frases de despedida

• Una despedida siempre es un dolor para el corazón.
• A menudo una triste despedida es la única salida.
• Cuando dos se aman, una despedida nunca es definitiva.
• No temas a las despedidas por dolorosas que sean, porque son necesarias para crecer.
• Despídete de lo que no te hace bien porque mereces ser feliz.
• Pase lo que pase nunca podré olvidar el momento de nuestra despedida.
• Cuando has dado todo y ha sido en vano, ha llegado el momento de la despedida.
• Aunque la despedida sea triste, siempre es hermoso saber que quienes amas vuelan a buscar sus sueños.
• No puedes mendigar amor. Si los sentimientos no son mutuos siempre es mejor una despedida.
• Las despedidas dejan marcas que ni siquiera el tiempo puede borrar.
• Cada despedida trae nuevos comienzos. No te aferres a lo que no desea quedarse.
• Quien ha dado lo mejor de sí no tendrá nada que reprocharse cuando llegue el momento de la despedida.
• Que las despedidas no sean un peso en tu corazón. Todo sucede por algo.
• Deja que sea lo que deba ser. A veces una despedida no es un final sino un nuevo comienzo.
• Me ha dolido mucho nuestra despedida. Aun así te llevo siempre en mi corazón.
• Ojalá bastara una despedida para quitar de nuestro corazón a quien hemos amado tanto.
• Entre nosotros nunca habrá una verdadera despedida. Lo sabes tan bien como yo.
• Luego de haberte amado tanto y comprender que era en vano, no tuve otra opción que la despedida.
• Cuando un amor te lastima, aunque te duela debes darle la despedida.
• Siempre es triste el momento de la despedida pero debes quedarte con lo mejor de cada persona y de cada relación.
• Las despedidas pueden doler, pero a veces son sanas y necesarias.
• Te amé con todo mi ser, hasta que ya no tuve resto y llegó el momento de la despedida.
• La despedida duele, pero piensa que no hay lugar para nuevas cosas si no dejas ir lo que ya no existe.
• Me enamoré de ti desde el primer minuto en que te vi y jamás pensé que llegaría el momento de la despedida.
• No me despido de ti porque ya no te ame. Me despido porque también me amo a mí misma.
• Una despedida muchas veces es un gesto de amor propio.
• Sé que lo mejor es despedirnos. Aun así, necesito que sepas que te amé como a nadie más.
• Me entristece nuestra despedida pero sé que la vida nos volverá a juntar algún día.
• Nada me ha dolido más que nuestra despedida. Jamás hubiese querido dejarte ir.
• Despedir a las personas que amamos es triste, pero a veces es necesario para seguir nuestro camino.
• Nunca deseas despedirte de alguien que amas, pero si amas a alguien es preciso dejarlo volar.
• Despídete de las relaciones que te cortan las alas y no te permiten crecer.
• A menudo te despides con palabras pero en el fondo de tu corazón sigues estando allí.
• Te digo adiós y sin embargo mi alma no se resigna a despedirse.